Viaja sin preocupaciones y cuida tu maquillaje al mismo tiempo ¡Toma nota!

diciembre 28, 2019

Llegaron las vacaciones y con esto los viajes… y las maletas. Además de la ropa, los accesorios, zapatos y alguno que otro libro para disfrutar tus vacaciones, está el maquillaje que utilizarás, para ello te decimos cómo viajar sin temor a sorpresas en la maleta al momento de abrirla.


Primero, solo lleva lo esencial; aquello que necesitarás durante el viaje para hacer un maquillaje completo. Seamos realistas, no usamos todo el maquillaje diario, además de que usan mucho espacio en la maleta. Lo más importante será la base, el polvo, la mascara de pestañas, rubor y tu labial favorito, incluso un corrector de ser necesario.

Segundo, que tu maquillaje sea multifuncional. En caso de llevar una paleta de colores, escoge la que tengan mayor funcionalidad, como las de contorno que traen además rubor e iluminador; también paletas de sombras que puedan combinarse de varias maneras entre sí. O, si eres fan del rubor, también puedes utilizarlo como sombra (Tip: el Rubor rosa de Olé! queda perfecto para esto, por su cobertura suave). De forma que, en la maleta de maquillaje quedaría: base, mascara, polvo, rubor (que también será sombra) y tu labial favorito.

 

Tercero, ¡a empacar! Si tu base o BB Cream suele caerse o tienes algún producto que tiene la tapa rota o que se abre fácilmente sin querer, debes prestar mucha atención. El consejo es ponerlos en bolsas de plástico, de las que se cierran con cierre hermético para que los productos no se escurran en la maleta. También vale la pena colocar dentro de esas bolsas la mascara de pestañas porque pueden ensuciar, al igual que el labial líquido.

Si llevas algo frasco de vidrio, lo ideal es cubrirlo con plástico burbuja para protegerlo y evitar derrames.

Para ahorrar espacio en tu maleta, transfiere una porción de tus productos de belleza a envases vacíos pequeños, puedes conseguirlos en farmacias o reciclar alguno que ya tengas, incluso puedes usar los “samples” que regalan en las tiendas de maquillaje para estos casos.

Lleva toallitas húmedas, te salvarán la vida. Al final del día, será más fácil remover tu maquillaje luego de un día pesado de viajar, también es fácil de guardar entre la ropa. No olvides tu desmaquillante al momento de salir de casa.

 

Aprovecha las bolsitas a las laterales de tus maletas para colocar las brochas de maquillaje, que suelen no caber en los neceseres. También vale la pena poner en este lugar algún artículo desmaquillaje más grande y envolverlo con papel o plástico burbuja, así vas a evitar que el producto se salga durante el trayecto.

Con esto ya estás lista para cualquier destino al que vayas. ¡Felices vacaciones!

Por: Ángela Acosta



Dejar un comentario